¡¡¡SIGUENOS!!!

viernes, 29 de abril de 2011

Alergias e intolerancias alimentarias

La mayoría de las personas pueden comer una gran variedad de alimentos sin problemas

No obstante, en un pequeño porcentaje de la población hay determinados alimentos o componentes de alimentos que pueden provocar reacciones adversas, que pueden ser desde pequeñas erupciones hasta reacciones alérgicas graves.

Las reacciones adversas a los alimentos se confunden frecuentemente con las alergias alimentarias. En muchos casos, dichas reacciones se deben a algún otro factor - quizás una intoxicación alimentaria, una aversión psicológica a un alimento, o una intolerancia a un ingrediente de un alimento.
La alergia alimentaria es una forma específica de intolerancia a un alimento o uno de sus componentes, que activa el sistema inmunológico. Un alérgeno (proteína del alimento causante, que en la mayoría de la gente no produce reacciones adversas) provoca una serie de reacciones en cadena en el sistema inmunológico, entre ellas la producción de anticuerpos. Dichos anticuerpos provocan la segregación de sustancias químicas, como la histamina, que produce varios síntomas, como picor, moqueo, tos o trastornos respiratorios. Frecuentemente, las alergias a los alimentos o a sus componentes se heredan, y normalmente se identifican en los primeros años de vida.
La intolerancia alimentaria afecta al metabolismo, pero no al sistema inmunológico del cuerpo. Un buen ejemplo es la intolerancia a la lactosa , que se da en ciertas personas por la carencia de una enzima digestiva llamada lactasa, que descompone el azúcar de la leche.


 Alergia alimentaria
¿En qué consiste una reacción alérgica?



El sistema inmunológico generalmente protege al cuerpo de las proteínas extrañas dañinas, generando una reacción para eliminarlas. La alergia se da esencialmente cuando el "sistema inmunológico no funciona bien", y percibe una sustancia normalmente inocua como si fuera una amenaza - un alérgeno -, y lo ataca con las defensas inmunológicas del cuerpo. Cuando hay una reacción alérgica real, el cuerpo produce anticuerpos (una proteína que específicamente se une a otra proteína llamada antígeno - en este caso el alérgeno - para neutralizarla y eliminarla del cuerpo). Los anticuerpos conocidos como inmunoglobulina E (IgE) reaccionan ante los alérgenos, y esto a su vez produce una reacción en los mastocitos (células de los tejidos) y los basófilos (un tipo de célula de la sangre). Los mastocitos se encuentran en la superficie de la piel y en las membranas mucosas de la nariz, del aparato respiratorio, los ojos y el intestino. Los mastocitos segregan una sustancia denominada histamina y otras, como leucotrienos y prostaglandinas, que provocan síntomas alérgicos, como los que se enumeran en la Tabla 1. Se producen reacciones adversas de forma inmediata, que normalmente son localizadas.
Algunas reacciones alérgicas tardan horas o incluso días en desarrollarse desde el momento de la exposición a la proteína extraña. Normalmente se denominan "reacciones de hipersensibilidad retardada".

Afortunadamente, la mayoría de las reacciones alérgicas a los alimentos son relativamente leves, excepto en el caso de un número reducido de personas que experimentan una reacción grave con peligro de muerte, que se conoce como anafilaxis. Una reacción anafiláctica se puede producir a los pocos minutos de la exposición y requiere tratamiento médico inmediato. Los cacahuetes son uno de los alimentos que pueden provocar un "shock anafiláctico, que es una peligrosa reacción que se caracteriza por una caída súbita de la presión sanguínea y quien la sufre puede morir de una parada cardiaca, a no ser que se le administre inmediatamente adrenalina, para abrir las vías respiratorias.


Síntomas de las reacciones alérgicas a los alimentos
Respiratorios

  • Moqueo o congestión nasal
  • Estornudos
  • Asma (dificultad para respirar)
  • Tos
  • Sibilancia
  • Trastornos respiratorios



Cutáneos

  • Inflamación de labios, boca, lengua, cara y/o la garganta (angioedema)
  • Urticaria 
  • Erupciones o enrojecimiento
  • Picazón (prurito)
  • Eczema



Gastrointestinales

  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Cólicos
  • Hinchazón



Sistémicos

  • Shock anafiláctico (shock generalizado grave)

jueves, 28 de abril de 2011

Alergias e intolerancias alimentarias

Hoy os dejamos un power point para aclarar el tipo de alergias e intolerancias alimentarias que podemos encontrar: 

www.tcasevilla.com/colaboraciones/ALERG-INTOL.PPT

En este power point trataremos temas como:

1.- Alergias e intolerancias alimentarias: definición y diferencia entra ellas
2.- Otras definiciones relacionadas
3.- Alergias:
  3.1.- Las alergias en la historia
  3.2.- Clasificación
  3.3.- Mecanismos inmunológicos
  3.4.- Diagnóstico
  3.5.- Síntomas
  3.6.- Alimentos más alergénicos
  3.7.- Tratamiento
  3.8.- Falsas Alergias

El próximo día explicaremos más en profundidad la diferencia entre intolerancia y alergia, así como los síntomas que presentan.  

miércoles, 27 de abril de 2011

Buenas prácticas de higiene en alimentos

El tema es tan amplio como importante. El hecho de comprender las  buenas prácticas vinculadas al tema de los alimentos, hace que tomemos conciencia de que éstas deben estar presente en todo el proceso de los mismos: desde su génesis hasta que llegan a nuestra boca.
Por tanto hablamos de buenas prácticas desde la producción del mismo, hasta la manipulación (tanto en el caso de envasado como la manipulación que hacemos en nuestro propio hogar.
Compartimos hoy un vídeo muy interesante que nos ayuda a comprender la dimensión del tema y refiere a un sistema llamado HACCP.


miércoles, 20 de abril de 2011

Un ejemplo de un buen menú para cada edad

UN BUEN MENÚ PARA CADA GRUPO DE EDAD

NIÑOS DE 1 A 3 AÑOS:
Desayuno 1: 
  • Papilla: 200 mL de leche entera más 5 cucharadas soperas de harina de cereales instantánea.

Desayuno 2:
  • Un vaso de leche entera con cacao y pan (20 gramos) pintado de mantequilla y mermelada.

Comida:
  • Arroz con salsa de tomate. 
  • Merluza (30 gramos) al vapor aliñada con aceite de oliva crudo y zanahoria rallada.
  • Pan y pera.
Merienda:
  • Yogur y 2-3 galletas y zumo de una naranja.
Cena:
  • Sopa juliana
  • Tortilla francesa (elaborada con 1 huevo de tamaño medio).
  • Pan y petit suisse.

NIÑOS DE 4 A 11 AÑOS:
Desayuno:
  • Un vaso de leche con cacao o azúcar, tostadas con mantequilla y mermelada.
Almuerzo:
  • Yogur líquido, galletas maría y una fruta del tiempo.
Comida:
  • Paella de verduras.
  • Pollo asado acompañado de ensalada (lechuga, tomate, cebolla).
  • Fruta de temporada y pan.
Merienda:
  • Batido lácteo y pan con mortadela.
Cena:
  • Sopa de fideos y verduras troceadas.
  • Tortilla francesa de un huevo y croquetas de bacalao.
  • Fruta de temporada y pan.
ADOLESCENTES DE 12 A 18 AÑOS:

Desayuno:
  • Un vaso de leche con cacao o azúcar o descafeinado, cereales de desayuno o muesli y un zumo de naranja natural.
Almuerzo:
  • Bocadillo de jamón serrano (puede acompañarse de unas rodajas de tomate y lechuga para hacerlo más jugoso) y un batido lácteo.
Comida:
  • Espaguetis primavera. 
  • Redondo de ternera con salsa (de ajo, cebolla y zanahoria), champiñones salteados y alcachofas rebozadas.
  • Fruta de temporada y pan.
Merienda:
  • Yogur y galletas sencillas.
Cena:
  • Ensalada con patata cocida.
  • Lubina con tomates al horno.
  • Fruta de temporada y pan.



Para terminar nos gustaría poner un vídeo sobre la piramide alimenticia:


lunes, 18 de abril de 2011

TALLER DE ALIMENTACION SANA PARA NIÑOS:

FRUTAS DIVERTIDAS

BATIDOS DE FRUTAS

BATIDO DE PIÑA Y FRESAS:

Ingredientes necesarios para el batido:
  • 250 ml de zumo de piña
  • 175 g de fresas
  • Azúcar
Utensilios recomendados:
  • Batidora
  • Balanza
  • Cucharas para medir
  • Cuchara de helado
Preparación del batido:
  1. Introducir el zumo de piña y las fresas en la batidora junto con una cucharada de azúcar.
  2. Batir hasta mezclar bien todos los ingredientes.
  3. Servir inmediatamente.




BATIDO DE MELOCOTON Y NARANJA:


Ingredientes necesarios para el batido:  
  • 250 g de melocotón en conserva sin su jugo
  • 150 ml de yogurt de melocotón
  • 100 ml de leche 
  • 100 ml de zumo de naranja 
Utensilios recomendados: 
  • Batidora
  • Balanza
  • Cuchara para medir
  • Cuchara de helado
Preparación del batido:
  1. Introducir todos los ingredientes en la batidora.
  2. Batir hasta mezclar bien todos los ingredientes
  3. Servir inmediatamente.

BATIDO DE PLATANO:



Ingredientes:                 
  • Un plátano maduro pelado 
  • 280 ml. de leche 
  • Una cucharadita de miel (opcional)
Preparación:

Vierta los ingredientes en una batidora, y mézclelos bien. Sírvalos en una jarra y añada cubos de hielo.



ZUMOS / CÓCTELES:

SUMMER COOLER (REFRIGERADOR DE VERANO):

 

Ingredientes:                     
  • 125 g de fresas 
  • 140 ml de yogurt natural 
  • 300 ml de leche 
  • Azúcar o miel al gusto
Preparación:

  1. Coloque todos los ingredientes en una batidora.
  2. Mezcle bien los ingredientes. 
  3. Sírvalo con cubos de hielo, y decórelo con rodajas de fresa.

TEQUILA SUNSET (CREPUSCULO DE TEQUILA):

 

Ingredientes: 
  • 12 cucharadas de zumo de naranja 
  • 1 ½ cucharadas de granadina
Preparación:

  1. Exprima la naranja.
  2. Sirva el zumo de naranja en un vaso para agua con varios cubitos de hielo.
  3. Añada cuidadosamente la granadina.

PIRULETA DE PLATANO Y CHOCOLATE:
Ingredientes:

  • 3 plátanos no muy maduros 
  • 150 g de chocolate semi-dulce
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • Fideos de colores
  • Virutas de chololate
  • 6 palitos de helado
  • Papel pergamino
·  
· 
Preparación:


  1. Pelar los plátanos y cortar cada uno por la mitad. Introducir un palito por un extremo para que parezca un helado. Poner los plátanos así preparados en el frigorífico mientras preparas el resto de ingredientes. Si los plátanos están fríos el chocolate se enfriará más rápidamente. 
  2. Poner una hoja de papel de pergamino en la encimera. Sacar los fideos de colores. Poner el chocolate semi-dulce y 1 ½ cucharadita de mantequilla en un bol. Poner el bol con el chocolate en el microondas al 100% de potencia durante 30 segundos. Remover y repetir. Repetir una tercera vez, si es necesario, hasta que el chocolate esté completamente derretido. Repetir el proceso con el chocolate blanco. 
  3. Tomar 1 plátano del frigorífico. Colocarlo en el papel de pergamino y echar el chocolate elegido en la parte superior. Girar el plátano para cubrir todos los lados. 
  4. Decorar el plátano con el topping deseado, virutas de chocolate o fideos de colores. Esperar alrededor de un minuto para que el chocolate se solidifique, luego volver a ponerlo en el congelador. 
  5. Raspar el chocolate del papel de pergamino y volver a añadir a la taza correspondiente. Re-fundir en el microondas durante 30 segundos si el chocolate se vuelve demasiado espeso para verter. Repetir el proceso de cubrir con chocolate y la decoración con los plátanos restantes. 
  6. Tras haber cubierto de chocolate y decorado todos los plátanos, guardarlos en el congelador durante 45-60 minutos. ¡A disfrutar!
BANDA SONORA DE LAS FRUTAS

Aquí os presentamos una cacnión por si tus hijos o alumnos son aún muy pequeños,  entonces es posible que les cueste comer frutas. Para animarles a tomar estos alimentos os presentamos un video, donde nuestros simpaticos amigos de Barrio Sesamo nos cantan una canción.

miércoles, 13 de abril de 2011

Las propiedades cosméticas de algunos alimentos



Las propiedades cosméticas de algunos alimentos
El té, la leche, la miel, el caviar, 
el cacao, el aceite de oliva, las uvas, 
el alga verde, la avena,el ginseng, 
el regaliz, los frutos del bosque, 
las espinacas, las lentejas o la soja 
son algunos de los alimentos que 
destacan por sus propiedades 
cosméticas.

Estudios han abalado las propiedades 
de estos productos, que contienen 
sustancias que pueden beneficiar 
a nuestro organismo. Basta con ingerirlos de forma adecuada y 
proporcionada a nuestras propias necesidades.

Los productos antes mencionados tienen propiedades intrínsecas en su 
composición, los cuales son unos muy buenos aliados en la lucha diaria 
contra el envejecimiento y la oxidación de los tejidos.

Por ejemplo, el cacao, que erróneamente 
pensamos que engorda, podría ayudar 
en dietas de adelgazamiento,si sabemos 
cómo utilizarlo en nuestro propio beneficio. 
El chocolate contiene polifenoles y 
otros elementos capacesde facilitar el 
proceso de lipólisis que potencia la eliminación 
de las grasas, de forma natural. Además,
contiene vitaminas A, B, C, D, E, K que son 
muy importantes para garantizar la lucha 
contra el paso del tiempo, gracias a 
sus propiedades antioxidantes.

La leche puede emplearse para tersar la piel 
dejándola flexible, ya que el suero lácteo que contiene, 
estimula deforma natural la producción de 
colágeno. Grandes firmas cosméticas utilizan este producto para el 
cuidado e hidratación de la piel del rostro.



El aceite de oliva, cuyos ácidos 
grasos esenciales ayudan a 
restaurar los niveles naturales 
de humedad de la piel y sus 
vitaminas A, D, K pueden ayudarnos 
a hidratarla de forma importante, 
no debería faltar 
en nuestra dieta.




La soja viene siendo utilizada en el mundo de la cosmética como 
regenerador de la piel.

miércoles, 6 de abril de 2011

SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS

Los suplementos alimenticios están constituidos por uno o varios nutrientes, los cuales se adicionan a la dieta para corregir o prevenir deficiencias de vitaminas, minerales y proteínas, ayudar en la recuperación del paciente que sufre alguna enfermedad o ha sido sometido a intervención quirúrgica, así como para mejorar el estado general de salud.



Aunque las necesidades nutricionales de los seres humanos pueden ser cubiertas al seguir dieta balanceada, los suplementos alimenticios son especialmente benéficos en las siguientes circunstancias:
  • Desnutrición o deficiencia de nutrientes que generalmente se asocia a dieta pobre en vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos y grasas, alteraciones en el proceso de absorción intestinal (capacidad de aprovechar los nutrientes), diarrea crónica y enfermedades como cáncer o sida. Cabe destacar que hay periodos de la vida en los que se tiene mayor predisposición a padecer desnutrición, como infancia, adolescencia, embarazo, lactancia y vejez, siendo el primero el que puede dejar severas secuelas, por ejemplo, disminución del coeficiente intelectual, problemas de aprendizaje, retención y memoria, escaso desarrollo muscular e infecciones frecuentes. Esto último representa una de las principales causas de mortalidad, ya que el déficit de nutrientes altera las barreras de inmunidad que protegen contra el ataque de gérmenes.
  • Anemia o disminución de los niveles de hemoglobina en sangre (proteína que se encuentra en glóbulos rojos y transporta oxígeno desde pulmones a todo el cuerpo a través de venas y arterias), padecimiento que se origina por alimentación deficiente en hierro, ácido fólico y vitamina B12, así como por hemorragias o alteraciones en el funcionamiento de órganos como bazo (alojado atrás del estómago) o médula ósea (tejido de aspecto viscoso amarillento que se encuentra en el interior de los huesos).

  • Como apoyo en el tratamiento de anorexia y bulimia, pues los afectados por estas enfermedades requieren gran aporte de nutrientes.
  • Alcoholismo, pues las bebidas embriagantes suelen agotar las reservas de vitaminas y minerales.
  • Durante infancia y adolescencia, pues en estas etapas se necesita mayor aporte de nutrientes debido que el organismo se encuentra en desarrollo.
  • En la senectud, ya que al envejecer disminuye el consumo de alimentos y la capacidad de absorber nutrientes, además de que hay dificultad para masticar; asimismo, con el paso del tiempo el metabolismo (proceso que permite asimilar adecuadamente vitaminas, minerales, proteínas y grasas) se hace lento, lo cual ocasiona que las exigencias calóricas sean menores.
  • Convalecencia.
  • Después de intervención quirúrgica.
  • Durante el embarazo y lactancia debido a que se requieren más nutrientes que contribuyan al adecuado desarrollo del bebé.
  • En la menopausia es recomendable administrar suplementos de calcio y multivitamínicos, ya que pueden prevenir la aparición de osteoporosis y mejorar las condiciones nutricionales de la mujer.
  • Al practicar actividad física intensa.


¿De qué están hechos?

Los suplementos alimenticios contienen gran diversidad de ingredientes, los cuales pueden estar presentes en forma de concentrados o extractos, y son ofrecidos en cápsulas, comprimidos, grageas, píldoras, gránulos, tabletas, polvo, líquidos o inyecciones. Los elementos que comúnmente contienen sus formulaciones pueden agruparse de la siguiente manera:
Vitaminas. Micronutrientes que le permiten al organismo realizar sus funciones y mantenerse sano, los cuales son indispensables para que metabolismo, desarrollo y crecimiento del cuerpo sean normales. Se clasifican en dos grupos: solubles en grasa (liposolubles: A, D, E, y K) y solubles en agua (hidrosolubles: B1, B2, B5, B6, B8, B9, B12 y C); hay otros nutrientes que no son considerados vitaminas por algunos especialistas; sin embargo, otro sector sí las denomina de esta manera y las reconoce como B13, B15, B17, colina, paba, T, P y U.
  • A. Se encarga de proteger la piel, interviene en el proceso de visión y participa en la elaboración de enzimas (sustancias que aportan cambios químicos) en hígado y hormonas sexuales.
  • B1 (Tiamina). Es importante para el buen funcionamiento del sistema nervioso y cerebro, así como para disminuir los efectos de la resaca o cruda.
  • B2 (Rivoflavina). Indispensable para la obtención de energía, crecimiento y regeneración de tejidos; alivia calambres musculares y disminuye fatiga física e intelectual.
  • B3 (Niacina). Protege de trastornos en la circulación sanguínea y permite desempeñar correctamente las funciones intelectuales.
  • B4 (Adenina). Estimula la formación de glóbulos blancos.
  • B5 (Ácido pantoténico). Interviene en el metabolismo de una sustancia encargada de la memoria y concentración (acetilcolina), reduce el estrés y ayuda en la relajación.
  • B6 (Piridoxina). Esencial para el buen funcionamiento del cerebro, regularizar el sistema nervioso y favorecer el metabolismo de proteínas.
  • B7 (Colina). Evita que las grasas se acumulen en los órganos.
  • B8 (biotina). Necesaria para la formación de células nerviosas y aliviar el estrés y dolencias hepáticas (en hígado).
  • B9 (ácido fólico). Indispensable en la producción de glóbulos rojos, previene malformaciones congénitas, regenera células y permite que genitales y sistema nervioso se mantengan en buen estado.
  • B12 (Cobalamina). Tiene como principal función la regeneración de la médula ósea y glóbulos rojos; es imprescindible en la formación del ADN (ácido desoxirribonucleico), favorece la memoria y controla la irritabilidad.
  • B13 (ácido orótico). Se sabe que participa en el metabolismo (proceso químico que permite el aprovechamiento de nutrientes) del ácido fólico y vitamina B12, además de prevenir problemas en hígado y envejecimiento prematuro.
  • B15 (ácido pangámico). Tiene efecto antioxidante (reduce ciertas reacciones químicas destructivas, conocidas como oxidaciones), facilita la absorción del oxígeno en todos los tejidos, estimula las respuestas del sistema inmunológico (aquel que nos previene del ataque de virus y bacterias), protege al organismo de cirrosis, baja los niveles de colesterol en sangre, controla el deseo de beber alcohol y prolonga el promedio de vida de las células.
  • B17 (aetrile). Se cree que su deficiencia ocasiona poca resistencia al cáncer, además, se recomienda tomarla en muy pequeñas cantidades porque una parte de su molécula es el conocido cianuro (veneno altamente tóxico para el organismo).

  • Colina. A nivel cerebral produce una sustancia que fortalece la memoria y participa en la transmisión de impulsos nerviosos.
  • Paba (ácido paraaminobenzoíco). Contribuye en la formación del ácido fólico y de proteínas, y se ha descubierto que ayuda a mantener la piel en buen estado y a disminuir el dolor ocasionado por quemaduras.
  • C (ácido ascórbico). Permite adecuada cicatrización de heridas, favorece la absorción del hierro y protege a las células de las agresiones externas.
  • D (calciferol). Se forma en la piel mediante exposición al Sol, fija el calcio en huesos y previene caries dentales.
  • E(tocoferol).. Impide la destrucción de células y permite la regeneración de tejidos.
  • K.. También se le llama antihemorrágica porque es fundamental en el proceso de coagulación de la sangre.
  • P.. Refuerza la acción de la vitamina C, tiene propiedades antihemorrágicas y permite el buen funcionamiento de hígado y riñones.
  • T. Se tiene poco conocimiento sobre todas las funciones de esta vitamina, pero se sabe que interviene en la coagulación de la sangre, característica que la hace útil para tratar anemia.
  • U (ácido menínico). Se ha descubierto que es importante en el tratamiento de úlceras, pues se encarga de proteger y mejorar el estado de las membranas mucosas de estómago e intestino.
Minerales. Componentes inorgánicos de la alimentación, es decir, se encuentran en la naturaleza sin formar parte de los seres vivos. Desempeñan un papel muy importante en el organismo, pues son necesarios para la formación de tejidos y hormonas, y participan en la mayoría de reacciones químicas en las que intervienen las enzimas. Se dividen en tres grupos:
Macroelementos. Se miden en gramos y son los que el organismo necesita en mayor cantidad; aquí se agrupan sodio, potasio, calcio, fósforo, magnesio, cloruro y azufre.
Microelementos. Se requieren en menor cantidad y se calculan en miligramos (milésimas de gramo); esta categoría abarca hierro, flúor, yodo, manganeso, cobalto, cobre y zinc.
Oligoelementos. Se evalúan en microgramos (millonésimas de gramo); incluyen al silicio, níquel, cromo, litio, molibdeno y selenio.
A continuación se describen las características de cada mineral:
  • Azufre. Es parte de la estructura de piel, uñas, cabello y cartílago; se encarga de neutralizar sustancias tóxicas y ayuda al hígado en la secreción de bilis.

  • Calcio. Es componente esencial de huesos y dientes, 99% se encuentra en ellos y el 1% restante se almacena en los músculos, por lo que es vital para el desarrollo y buena salud de estas estructuras. Además, participa en la coagulación de la sangre y transmisión de impulsos nerviosos.
  • Cloruro. Favorece el equilibrio de líquidos en el organismo, ayuda al hígado a eliminar toxinas y es vital para la formación de ácidos en el estómago
  • Cobalto. Interviene en la producción de glóbulos rojos.
  • Cobre. Convierte en hemoglobina al hierro almacenado en el organismo y permite aprovechar el que está contenido en los alimentos.
  • Cromo. Colabora en la asimilación normal del azúcar al permitir que la insulina -hormona producida por el páncreas- trabaje de manera correcta, al mismo tiempo que regula los niveles de colesterol y participa en el transporte de proteínas.
  • Fósforo. Es un elemento que junto con el calcio participa en la formación de huesos y dientes; además, resulta esencial para transformar en energía los alimentos que se consumen.
  • Flúor. Previene la caries dental y fortifica los huesos.
  • Hierro. Necesario para la producción de hemoglobina (sustancia contenida en el interior de glóbulos rojos encargada de transportar oxígeno a la sangre) y mioglobina (oxigena músculos). Es imprescindible para la correcta utilización de las vitaminas del complejo B.
  • Litio. Es fundamental para la regulación del sistema nervioso.
  • Magnesio. Permite la correcta asimilación de calcio y vitamina C, el buen funcionamiento del sistema nervioso y aumenta la secreción de bilis (favoreciendo con ello la digestión de grasas y eliminación de residuos tóxicos); asimismo, ayuda a que disminuyan problemas cardiacos e interviene en el proceso de contracción y relajación muscular.
  • Manganeso. Se encarga de activar las enzimas que participan en la formación de las grasas y contribuye en el aprovechamiento de las vitaminas C, B1, y B8.
  • Molibdeno. Ayuda a prevenir anemia y caries dental.
  • Níquel. Permite el buen funcionamiento del páncreas.
  • Potasio. Se encarga de fortalecer la actividad de los riñones al estimular la eliminación de toxinas a través de la orina, y del almacenamiento de carbohidratos y su posterior transformación en energía. También ayuda a mantener ritmo cardiaco adecuado y presión arterial en niveles normales, y es esencial para la transmisión de todos los impulsos nerviosos.

  • Selenio. Tiene propiedades antioxidantes, lo cual le da la capacidad de prevenir el envejecimiento prematuro y cáncer. Es útil en el tratamiento contra la caspa y mantiene en buen estado al hígado, corazón y órganos reproductores.
  • Silicio. Ayuda a asimilar el calcio, formar nuevas células y nutrir tejidos.
  • Sodio. Se encarga de regular el reparto de agua en el organismo, interviene en la transmisión de impulsos nerviosos a músculos y participa en el proceso digestivo.
  • Yodo. Es indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides, ayuda al crecimiento, mejora la agilidad mental, quema exceso de grasa y permite el desarrollo de uñas, cabello, piel y dientes.
  • Zinc. Resulta vital para el crecimiento, regula el desarrollo sexual, epidérmico y capilar, y es necesario para la producción de insulina (hormona que se encarga de mantener los niveles de azúcar en sangre en rangos normales).
Proteínas. Crean células y tejidos, intervienen en reacciones químicas como la digestión o transportación de oxígeno, permiten el movimiento de los músculos e incluso tienen actividad hormonal.
Ácidos grasos. Entre ellos se encuentran los denominados omega 3 y 6, que previenen la formación de coágulos en la sangre, ayudan a regular la presión sanguínea y disminuyen los niveles de triglicéridos (tipo de grasa que se forma en el organismo); asimismo, aumentan la flexibilidad de las arterias y activan el proceso antiinflamatorio, el cual reduce el riesgo de padecer artritis, cáncer, psoriasis, diabetes y trastornos de las células.
Aunque los suplementos alimenticios son buena alternativa para mejorar las condiciones nutricionales, es fundamental que la dieta siempre contenga los siguientes grupos de alimentos:
Cereales y legumbres. Son la fuente más importante de carbohidratos y proteínas de origen vegetal.



Verduras. Aportan vitaminas, sales minerales y fibra.
Frutas. Su consumo permite que el organismo obtenga vitaminas, minerales, fibra y azúcares.
Lácteos. Alimentos ricos en calcio, magnesio y proteínas.
Cárnicos (carnes). Contienen proteínas, grasas y minerales.
Grasas y azúcares. Son fuente de energía y aportan proteínas, pero su consumo debe ser moderado.
Como puede ver, cada nutriente cumple con funciones determinadas y no hay uno más importante que otro, por ello, es preciso incluirlos a todos en la dieta diaria mediante el consumo de los diferentes grupos de alimentos. Asimismo, considere que los suplementos alimenticios pueden ser un apoyo, pero no deben administrarse en exceso porque podrían ocasionar efectos tóxicos al organismo.